Dos tormentas y una victoria: crisis social, pandemia y la venta de Alba (parte 3)

No sé como será vender empresas en general, pero siempre me imagine estar altamente emocionado y con una sensación de regocijo increíble. La realidad no pudo estar más alejada de eso y para ser honesto, nuestra experiencia no se la deseo ni a mi peor enemigo.

Scroll to top